El organismo internacional zanja el debate: el aire acondicionado no favorece la propagación del virus

Son muchas y confusas las informaciones surgidas alrededor de la Covid-19. El virus sigue entrañando numerosos misterios que los virólogos tratan de resolver con el objetivo de frenar la pandemia, que ya se ha cobrado la vida de 749.000 personas en todo el mundo.

Se ha especulado con que el uso del aire acondicionado pudiera favorecer la propagación del virus, pero la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha zanjado el debate. Según el organismo internacional, «los sistemas de calefacción, ventilación y aire acondicionado se utilizan para mantener la temperatura y la humedad del aire interior en niveles saludables y cómodos». También añade que «un sistema bien mantenido y operado puede reducir la propagación de la Covid-19 en espacios interiores, al aumentar la tasa de cambio de aire, reducir la recirculación de aire y aumentar el uso de aire exterior».

La ventilación es un concepto clave, pero ¿es seguro utilizar ventiladores?

La OMS define la ventilación como «la introducción intencional de aire fresco en un espacio mientras se elimina el aire viciado» es un concepto clave, según la institución, para frenar la transmisión del virus.

El uso de ventiladores es, según el organismo,  «seguro para la circulación de aire entre los miembros de la familia que viven juntos y no están contagiados». Se debe evitar, por tanto, entre personas que no conviven.

En Grupo Todaire seguimos manteniendo las medidas de protección

Aprovechamos para recordar que la mascarilla y el uso de gel hidroalcohólico son indispensables para acceder a nuestras instalaciones, así como mantener una distancia de seguridad de 1,5m con nuestro personal.